La Katxarraka se muda

by darribas

Hace aproximadamente un año, colaboré con viejos amigos de mi época de instituto en una asociación cultural (la Katxarraka) que habían formado mientras estaba en Suecia para organizar un ciclo de cine en mi barrio. Fue algo que, en principio, surgió casi por azar y sin mucho ánimo de continuismo más allá del ciclo (“sólo para hacer esta historia en concreto”, “que no me quite mucho tiempo”…) en una época de mi vida en la que supongo necesitaba encontrar cosas con las que ilusionarme a corto plazo.

Lo cierto es que una cosa llevó a la otra, el futuro ilusionaba y, unos meses después, soy miembro activo y la Katxarraka es una de las cosas que más sonrisas me proporciona de todo lo que hago. Personalmente, me aporta esa sensación de impacto y posibilidad de influencia directa e inmediata en la sociedad en la que vives que echo en falta en mi trabajo más teórico en la Universidad. Desde entonces, hemos estado involucrados en proyectos de cultura libre y movilidad sostenible y, basicamente, esas son las dos líneas en las que seguimos actualmente.

No pasamos por el mejor momento en cuanto a cantidad de gente ahora mismo, y siempre ha sido difícil hacer cosas un poco a contra-corriente. Pero las ganas de hacer el mundo en el que vives un poco más cercano a eso que crees bueno han podido suplir las carencias físicas hasta la fecha y mantenernos a flote. Este mes la Katxarraka se muda de local para buscar la estabilidad y tranquilidad económica (dentro de lo que cabe) que nos permita hacer aquello para lo que nos empezamos a juntar: pasárnoslo bien haciendo cosas, en lugar de hacer cosas para simplemente llegar a fin de mes. Además, ya estamos planeando proyectos nuevos y retomar donde dejamos otros que no terminamos… A veces lento, a veces rápido, pero nunca nos paramos, porque sólo el muerto no se mueve.

Advertisements